El Hotel HC Mollet Barcelona se encuentra dentro del cinturón industrial de la ciudad, en Mollet del Vallés. Su ubicación cercana al Circuito de Fórmula 1 de Montmeló, al centro comercial La Roca Village y a varios parques empresariales y complejos de ocio, lo convierten en el perfecto hotel de negocios.

Las habitaciones del Hotel HC Mollet Barcelona son amplias, modernas y confortables. Además, todas ellas incluyen aire acondicionado, balcón, calefacción y televisión de pantalla plana. Cuenta con un restaurante de cocina local y de mercado y con un bar abierto las 24 horas.

Recientemente, 118 Studio se ha encargado de la renovación y actualización completa del lobby, el bar y el restaurante. El reto consistía en hacer un proyecto de interiorismo de algunas de las zonas comunes del hotel que potenciara el ambiente de negocios, aportara calidez y se adaptara a las tendencias actuales de diseño.

Descripción del proyecto

Con evidentes toques de estilo Mid-Century, el espacio que se propuso es de líneas elegantes y acogedoras. En este sentido, 118 Studio ha proyectado una nueva distribución del espacio y ha diseñado y fabricado en sus talleres cuatro separadores metálicos de marcado estilo industrial. En diferentes alturas y tamaños, incorporaron materiales nobles como la madera de nogal y el mármol para ensalzar el look&feel. Estas divisiones marcan y definen la nueva distribución del lobby y el bar, dando lugar a cuatro rincones con capacidad para 14 personas.

Por un lado, la priman utilización de maderas macizas, cuero, mármoles, así como elementos biofílicos aportaron elegancia y prestancia al espacio. Por otro lado, la paleta de colores escogida es en tonos medios y oscuros, con textiles suaves, sedosos y aterciopelados de color azul marino, verde botella y dorado. Finalmente, para poner el broche final al proyecto, 118 Studio se ha centrado en el mobiliario y en la iluminación para conseguir el efecto deseado.

Las distintas zonas están totalmente conectadas y una gran luminaria circular LED, que permite diferenciar los espacios. Utilizando la misma estructura de tubo metálica combinada con mármol de los divisores, el diseñó y fabricó a medida la mesa de centro.

Para el mobiliario del bar se optó por la Línea Contract de Maisons du Monde, con las sillas altas Clapper y los taburetes Orillia Business de estilo vintage. En cuanto a las mesas se confió en el buen hacer de la colección de hostelería de Pedrali. A la hora de “atrezzar” los separadores metálicos se eligieron jarrones dorados, con acabados metálicos, brillantes y de latón, combinados con plantas verdes y libros de diseño, arte, arquitectura y moda.