La falta de camareros disponibles este verano ha sido el empujón definitivo para que los negocios vinculados a la restauración y la hostelería aceleren su proceso de digitalización.

Generated by Feedzy