El negocio del food delivery español se enfrenta a una contracción en 2023 después de años de imparable crecimiento impulsado por la pandemia del Covid-19.