Se pone en marcha en Granada el District Hive, un hotel cápsula (también denominado podtel) que es sólo el proyecto piloto de otros muchos que irán conquistando los rincones más recónditos del planeta.

District Hive es el primer módulo 100% autosuficiente y transportable que puede ser desplegado en cualquier terreno, incluso donde la construcción no es posible. Dicho módulo, creado por el estudio español MOHO Arquitectos, se ha diseñado desde una perspectiva multidisciplinar y entiende el turismo de una manera sostenible, ecológica y responsable. Se pone en valor la naturaleza accediendo a ella sin dejar huella. La incidencia en el territorio es nula a nivel ambiental ya que no se consume ningún recurso del lugar. Una vez retirado, la ubicación quedaría en el mismo estado en el que se encontraba.

Este eco-hotel es capaz de generar su propia agua a partir del aire, su propia electricidad a partir de la energía solar, tiene suficiente energía para alimentarlo durante 4 días sin sol, cuenta con su propia gestión de aguas negras transformando los residuos en cenizas, y las aguas grises se filtran mediante dos procesos de filtrado para que el agua sirva como agua de riego. La total autonomía del módulo hace que no sean necesarios servicios comunes y complementarios, optimizando así en recursos y garantizando una reducción en la huella de carbono.

Una construcción versátil 

El podtel es una construcción totalmente industrializada que se ofrece terminada, se transporta al emplazamiento y en unas horas está lista para ser usada. No toca el suelo sobre el que se asienta, no tiene cimentación ni requiere de ningún tipo de canalización, ni tuberías, ni saneamiento. El sistema de apoyo desarrollado cuenta con 6 patas que, a modo de nave espacial, se posan sobre el terreno.

District Hive es el primero de la llamada «Colonia Podtel», que instalará otros hoteles en distintas partes del mundo

La edificación es un pequeño módulo de 35 metros cuadrados dividido en varios espacios: un cuarto de baño, una cocina-estar-comedor, un dormitorio (una cama doble y dos individuales ocultas), armarios modulares multifuncionales y estanterías, y un pequeño cuarto de instalaciones donde se concentran todos los equipos técnicos. El podtel cuenta también con una terraza abierta para poder observar las estrellas.

El turismo y la inteligencia artificial

La automatización y el uso de las nuevas tecnologías son algo fundamental para el desarrollo del podtel. Una App móvil controla todos los dispositivos y ofrece información sobre los niveles de energía restantes, la producción solar, temperatura, calidad del agua, producción de agua… También se controla así, entre otras cosas, la apertura de puertas, el olor interior, la iluminación, el sonido, la TV, la compra de comida y bebida bajo demanda, o la temperatura.

La cápsula está controlada por una Inteligencia Artificial, llamada «Hivemind». Se ha construido un sistema propio y placa base que monitoriza todos los sistemas y el consumo de energía.

Generated by Feedzy