Groupe GM ha subrayado su intención de llevar su compromiso con el medioambiente lo más lejos posible al implantar el ecodiseño en su estrategia corporativa. La integración del ecodiseño va en línea con los valores del programa Care About Earth de la compañía que promueve el desarrollo integral centrado en las acciones ambientales y sociales de la compañía.

El diseño ecológico es la integración sistemática de los aspectos medioambientales en la concepción y el desarrollo de productos. Este planteamiento, que se aplica desde las primeras etapas de la creación, busca el mejor equilibrio entre las exigencias medioambientales, sociales, técnicas y económicas en la concepción y el desarrollo de productos.

Laurent Marchand, acerca de la sostenibilidad estratégica: “Nos entusiasma seguir implementando este concepto en nuestros productos y procesos”

Laurent Marchand, presidente de Groupe GM, comenta: “El diseño ecológico es fundamental para nuestra misión en Groupe GM. Cada vez que se desarrolla un producto, surge una oportunidad para que consideremos los aspectos ambientales y reduzcamos nuestro impacto en cada etapa, desde el abastecimiento de materias primas hasta la formulación, la elección del lugar de producción, el embalaje, el empaquetado, el envío y el reciclaje. Nos entusiasma seguir implementando este concepto en nuestros productos y procesos, como parte de nuestra apuesta continua por proteger los valiosos recursos naturales de la Tierra”.

En este sentido, Groupe GM ha puesto en marcha varias iniciativas de ecodiseño para cumplir con su compromiso con el medioambiente, entre ellas la misión de sustituir los productos de un solo uso por materiales ecológicos en todas las líneas, y complementarlas con dispensadores de plástico reciclado o material de origen vegetal. Con el fin de eliminar los combustibles fósiles de su oferta estándar, los productos se envasan con materiales sostenibles, como los procedentes del reciclaje posconsumo y posindustrial.

Por ejemplo, la línea Scandinavian White, de inspiración nórdica, solo cuenta con productos certificados con etiqueta ecológica, lo que garantiza que el embalaje está hecho con materiales reciclados y de origen biológico y limita los residuos de envases: las etiquetas son de papel reciclado, los jabones vienen en cajas de cartón reciclado, todos los frascos son de plástico reciclado y las bombas de los dispensadores son de bioresina.

Groupe GM ahora ofrece tubos, frascos y dispensadores de gran capacidad de origen vegetal

Incrementando sus esfuerzos para evitar el uso de plásticos hechos con recursos limitados como los combustibles fósiles, Groupe GM ahora ofrece tubos, frascos y dispensadores de gran capacidad de origen vegetal, fabricados en concreto con bagazo (residuos de la caña de azúcar). Esta es ya una característica clave de la línea Compagnie de Provence, que ofrece tubos de 40 ml de este material y Ecopump fabricados 100% con plástico procedente de botellas recicladas posconsumo. La popular línea hotelera de Omnisens también estará disponible en breve con productos de cortesía hechos de caña de azúcar, que incluyen un Ecopump de 300 ml, frascos de 50 mililitros y tubos de 30 mililitros. La caña de azúcar utilizada para estos materiales ecológicos procede exclusivamente de granjas gestionadas de manera sostenible y de proveedores responsables, y solo se utilizan los residuos del proceso industrial después de, al menos, tres ciclos de extracción. Esto garantiza que la producción de Groupe GM no sea perjudicial para los ecosistemas de las zonas productoras.

Además, en un intento por ayudar a proteger los recursos naturales, Groupe GM ofrece productos cosméticos sólidos para reducir el consumo de agua, como es el caso de la línea de productos de cortesía Damana Earth & Sun. Gracias a su forma sólida, el consumo de agua en el proceso de fabricación se reduce a una novena parte con respecto a la cantidad utilizada con fórmulas clásicas. Además de eso, esta línea de productos sólidos se libera por completo del plástico gracias a sus envases de cartón certificado FSC, recubiertos con una película impermeable.

Refuerza aún más esta apuesta por reducir el uso de plástico ofreciendo muchos de sus productos en Ecosource

Groupe GM refuerza aún más esta apuesta por reducir el uso de plástico ofreciendo muchos de sus productos en Ecosource, una exclusiva tecnología sin aire que evita el uso de conservantes en su fórmula. Ecosource, con una capacidad de llenado de 375 mililitros y hecha con solo 11 gramos de plástico, supone un uso de plástico 25 veces menor que el de los frascos de 30 mililitros.

Por último, ofrecer accesorios ecológicos responsables es vital para aprovechar todo el potencial del diseño ecológico. Groupe GM cuenta ahora con una gama de accesorios ecológicos (entre los que se incluyen bastoncillos de algodón con varilla de papel, así como cepillos de dientes, cuchillas, agitadores de cócteles, pañuelos faciales, bolsas de colada e incluso zapatillas) producidos con bambú, maíz, caña de azúcar y biorresinas. La gama también cuenta con otros productos de cortesía para el baño hechos de paja y almidón de maíz.

El dispensador Ecofill está diseñado para ser fácil de usar, reutilizable, recargable y permitir la trazabilidad de los productos

Dado que un aspecto esencial del ecodiseño es reducir drásticamente los embalajes innecesarios y priorizar el uso de materiales reciclables, Ecofill —el primer dispensador cosmético recargable del mercado que es 100% trazable— es una parte esencial de la ecoconcepción de Groupe GM. El dispensador Ecofill está diseñado para ser fácil de usar, reutilizable, recargable y permitir la trazabilidad de los productos. Al elegir el dispensador Ecofill se reduce significativamente el consumo de plástico, ya que solo se utilizan 8 gramos de plástico para fabricar una bolsa de 400 mililitros, una cantidad menor en comparación con los frascos originales de 30 mililitros, que utilizan 8 gramos de plástico cada uno.

“Desde el lanzamiento del programa Care About Earth en 2018, hemos trabajado muy duro para desarrollar nuestros productos de manera que se reduzca su impacto en el medioambiente, contribuyendo así a la sostenibilidad ambiental para las generaciones futuras. En Groupe GM entendemos que no hay una solución rápida y fácil para hacer frente al calentamiento global, pero estamos tomando las medidas pertinentes para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y consumidores al tiempo que contribuimos a un futuro sostenible, ahora más que nunca gracias al diseño ecológico”, comentó Laurent Marchand, presidente de Groupe GM.