Grupo Saona abre sus puertas en Elche. Lo hace, además, en uno de los edificios más significativos para los ilicitanos, la Casa de Don Julio, en la calle de la Corredora. La compañía se acerca a los 800 empleados en su equipo. El nuevo Saona tiene una capacidad para 120 comensales y cuenta con una superficie de alrededor de 450 metros cuadrados, entre la planta baja y la primera, ya que el restaurante contará con doble altura.

Estre crecimiento «supone, a la vez que un reto, una gran oportunidad que hemos querido aprovechar», indica el propio Gonzalo Calvo, fundador de Grupo Saona. «Nuestra apertura en Elche no podía ser en otro lugar. No se trata sólo de llegar a una nueva ciudad, también hemos querido que el acto de presencia sea recuperando para los ilicitanos un edificio lleno de historia y simbolismo para ellos», afirma Calvo.

Para el diseño del nuevo restaurante, se ha seguido la misma línea mediterránea que ha inspirado a Grupo Saona desde sus inicios, respetando la identidad y diseño del edificio, con particularidades especiales, ya que cuenta con protección estructural de su fachada y, también, de su escalera, que deja ver restos de la antigua muralla de Elche en un edificio que cuenta de por sí con más de dos siglos de antigüedad.

El restaurante ofrece una propuesta gastronómica mediterránea con una amplia variedad de platos para satisfacer a todos los gustos. En el nuevo Saona de Elche se podrán saborear novedades como el arroz a banda en llanda con alioli de ajo asado y sus conocidas tortitas de tataki de atún sobre aguacate y mahonesa de wasabi; el canelón trufado de longaniza, setas y parmesano.

Generated by Feedzy