A pesar de las buenas previsiones para estas fechas que marcan el inicio de la alta temporada turística, el balance de la Semana Santa ha sido peor de lo esperado debido a las condiciones climatológicas desfavorables.