Después de consolidarse en Países Bajos con más de 30 restaurantes, la cadena de comida oriental Wok To Go da el salto internacional y aterriza en España con la apertura de un local en pleno centro de Barcelona.