El holding de neorestauración Restalia vuelve a posicionarse al lado de los franquiciados que emprenden bajo las marcas de sus restaurantes, esta vez para paliar los efectos de la última variante del coronavirus y las restricciones en hostelería que se han puesto en marcha en muchas comunidades autónomas afectando nuevamente al aforo de interiores y al horario de aperturas, lo que contribuye a limitar los beneficios.

Restalia presentó la semana pasada un nuevo proyecto de apoyo en gran parte de sus enseñas al que ha denominado Plan Salida y ha confirmado que se pondrá en marcha durante los meses de febrero y marzo.

Restalia brindará a su red de franquiciados apoyos en productos estratégicos. Todo ello sin olvidar que la compañía, ante las oscilaciones inflacionistas en el mercado, anunció en diciembre medidas para la contención de precios en materias primas para los franquiciados, y también en interés de los clientes de sus marcas. Asimismo, activó medidas reforzadas de seguimiento de la cadena de suministros de los productos.

«Queremos seguir demostrando a nuestros franquiciados que emprender con nosotros aporta la confianza de un grupo de restauración que apuesta por su negocio tanto en los buenos momentos como en los no tan buenos», declara José María Capitán, fundador y presidente ejecutivo de Restalia Holding y añade «Desde Restalia trabajaremos siempre para optimizar la posición de los franquiciados, nuestra prioridad es velar por sus intereses, ya que son el pilar de nuestro negocio, y ese es el objetivo del Plan Salida, una acción más para intentar facilitar la recuperación a nuestros emprendedores y superar juntos este último bache que nos trae el COVID»

Generated by Feedzy