El objetivo para los próximos tres años es ampliar su cartera a un total de diez nuevos alojamientos que recuperen edificios emblemáticos de la Costa Brava.