La Pérgola, antes cubierta como parte del restaurante Ático del hotel, se abre a todos los madrileños y viajeros, de la mano de The Principal Madrid, con vistas únicas a la Gran Vía.