Zagal 1200 ha abierto sus puertas en pleno Barrio de Salamanca con una pollería de diseño, que vuelve la mirada hacia la tradición con un toque moderno, donde el gran protagonista es la materia prima.