Tras casi un año de cierre forzoso a causa de los efectos de la Covid-19, el Hotel Mayorazgo, ubicado en el centro de Madrid, concretamente en la Gran Vía, vuelve a abrir sus puertas este 22 de marzo completamente renovado, con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias. El establecimiento comienza así una nueva aventura apostando por una reforma integral de sus espacios más significativos.

Apostando por la cultura gastronómica de Madrid, GastroVía 61, el restaurante del hotel, aumenta su capacidad en el salón principal, y amplía sus instalaciones con un nuevo espacio que funciona también como privado para llevar a cabo eventos o celebraciones. El aforo no es la única novedad, pues también crece su carta gastronómica, inspirada en el producto de cercanía y en las recetas locales. Todo ello envuelto en una nueva decoración, más madrileña, recuperando la esencia de los restaurantes de época.

GastroVía 61, el restaurante del hotel, aumenta su capacidad en el salón principal, y amplía sus instalaciones con un nuevo espacio que funciona también como privado para llevar a cabo eventos o celebraciones

El Bar Retiro también regresa con un nuevo aire que transporta al cliente en todo momento a uno de los jardines más emblemáticos de la ciudad. Este nuevo espacio se convierte en el lugar idóneo para los eventos deportivos gracias a su gran pantalla. Además, se trata de un proyecto de interiorismo contemporáneo que ofrece vistas a un jardín vertical de plantas preservadas y una fuente en cascada.

Otra de las novedades más destacadas son sus 38 habitaciones nuevas tematizadas. Todas ellas recreando lugares o conceptos simbólicos de la capital, con un mural pintado a mano y una decoración que representa cada uno de los temas que protagonizan y evocan. La de las Modistas cuenta con una máquina de coser Singer de 1947, La del Churrero muestra una auténtica churrera de 1911.

Los espacios para eventos del Hotel Mayorazgo han actualizado sus instalaciones adquiriendo tecnología de última generación. Los salones, que tienen un acceso también independiente desde la calle, están equipados con un sistema de proyección “3 Beamer”, donde con una calidad de 3.800 lumens se puede proyectar simultáneamente en tres pantallas dando una visibilidad 180 grados y mejorando la comodidad de los asistentes.

Por último, se han comenzado las obras de lo que se convertirá en la principal oferta de ocio del hotel, con un solárium y una piscina exterior en la planta séptima, rodeada vistas del skyline madrileño. Una obra que se estima terminará en el verano del 2021.