Las estimaciones de ocupación y gasto para Semana Santa apuntan de nuevo a cifras récord, tras los buenos resultados del pasado ejercicio.